a-cup-of-water-904698_1280

Acuérdate de soltar el vaso

Un psicólogo, en una sesión grupal, levantó un vaso de agua.

Todo el mundo esperaba la típica pregunta: “¿Está medio lleno o medio vacío?”

Sin embargo, preguntó: – ¿Cuánto pesa este vaso?

Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos.

El psicólogo respondió:

«El peso absoluto no es importante. Depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo un minuto, no es problema. Si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo. Si lo sostengo un día, mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, es siempre el mismo. Pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado, y más difícil de soportar se vuelve.»

Y continuó:

«Las preocupaciones, los pensamientos negativos, los rencores, el resentimiento, son como el vaso de agua.Si piensas en ellos un rato, no pasa nada. Si piensas en ellos todo el día, empiezan a doler. Y si piensas en ellos toda la semana, acabarás sintiéndote paralizado, e incapaz de hacer nada.»

¡Acuérdate de soltar el vaso!

En nuestra vida, muchas veces tenemos que lidiar con esos pensamientos negativos que no nos dejan avanzar.

Aprender a soltar, a dejarlos ir y dar vuelta la página es parte de un proceso que tenemos que realizar, si no queremos que esos pensamientos negativos se conviertan en una carga difícil de llevar.

En todos estos años he aprendido a no dejar que una mala decisión o un error en mi vida personal o profesional se conviertan en esa clase de pensamientos, que no te dejen avanzar.

Pensar en el error, solo el tiempo suficiente para aprender la lección y seguir adelante.

A ti lector, te deseo que tengas un excelente día! y animarte a que me dejes un comentario al respecto. Gracias!

Roberto Matera

Comparte y Difunde este Post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Abrir chat